Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tres razones para sumar videos a su estrategia de turismo médico

sumar videos y atraer pacientes extranjeros

La posibilidad real de insertar su clínica en el universo del turismo médico está tomando forma en su cabeza. Ya ha investigado y analizado ejemplos de otros colegas; ya dialogó al respecto con el cuerpo médico, y ya comenzó a pensar en formatos, en alternativas para presentar el contenido para los pacientes extranjeros.

¿Pensó en videos? Seguro que sí. Actualmente son utilizados en campañas de todo tipo, debido a su capacidad para llegar a las personas (es decir, de transmitir un mensaje que sea perfectamente claro).

Según la empresa tecnológica Cisco, en 2017 el 70% de todo el tráfico de la web estará directamente relacionado con videos (y las proyecciones para los años sucesivos siguen en alza).

Obviamente, Google está al tanto de esta tendencia. Por eso, hace rato que favorece en sus búsquedas a páginas que contienen buena cantidad de videos.

Hay 3 razones más para sumar videos a su estrategia de turismo médico y atraer pacientes extranjeros.

 

Efectividad

 

Ya lo mencionamos. Para difundir una idea, proyecto, servicio o producto, los videos se llevan el premio a la eficacia.

Asimismo, pueden tener varias finalidades, como presentación de servicios, entrevistas, testimonios, “visitas guiadas” al consultorio o clínica, casos de éxito (antes y después de un tratamiento) y respuesta a preguntas frecuentes, entre otras opciones.

 

Digestión sencilla

 

Es fácil acceder a ellos desde cualquier tipo de dispositivo, en especial si se usa un teléfono.

De modo que, salvo una capacitación o una entrevista, se recomienda optar por producciones cortas, ideales para ver en todo tipo de situación (por ejemplo, aguardando a un médico en la sala de espera, viajando en taxi o tomando un café).

Lo más recomendable es incluir subtítulos, para que puedan comprenderse incluso sin audio.

 

Difusión

 

A la hora de compartir material, todo el mundo se inclina más por los videos. La razón está, justamente, en el punto anterior. No requieren tanta atención como un artículo o una infografía.

Como dijimos, Google quiere que las personas consuman videos. Por lo tanto, si se distribuyen en múltiples canales (página del instituto médico, Youtube, Vimeo, Facebook, Twitter, Wistia, etc.) es probable que su web gane posición frente a la competencia.

 

Una forma de llegar más lejos

 

Con los videos, podrá ampliar el horizonte de su estrategia de turismo médico. Ya puede poner manos a la obra.

 

¡Un momento!

 

Antes de proseguir, es preciso contemplar un detalle poco menor. ¿Cómo está formada su audiencia internacional? ¿Son pacientes de Estados Unidos, Inglaterra, Australia? ¿Son de América Latina? ¿O España quizás?

Algo falta aquí y supongo que ya se dio cuenta. Va a necesitar adaptar los textos a estos idiomas.

¿Su audiencia habla español? Bueno, pero existen muchas variedades del español y eso es algo que no debe desatender (más si estamos en un rubro tan delicado como es la medicina).

Para vincularse de verdad con pacientes extranjeros, los videos que tiene en mente (descripción de servicios, testimonios de pacientes, entrevista con el cuerpo médico) necesitarán trabajo extra.

¿Subtitulado o doblaje? Para cualquiera de las 2 opciones, un proveedor de traducción va a ser necesario.

Igualmente, recuerde que el subtitulado siempre es recomendable.

Así que, para esa campaña de marketing global que está tomando forma en su mente y esos videos que serán parte de ella, considere cómo eludir las barreras idiomáticas.

Será la mejor manera de que su mensaje llegue más lejos.

Guía gratuita - por qué contratar una agencia de traducción

Share this post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Subsribite a Nuestro Newsletter

Últimos Artículos