Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Qué toma en cuenta una agencia de traducción a la hora de presupuestar?

presupuesto-de-traduccion

Hace ya un largo rato que se encuentra observando el presupuesto de traducción que su proveedor lingüístico le envió. Los números están bien, era más o menos lo esperado.

Sin embargo, hay algo que falta. Y eso, lo atormenta.

Lo sigue buscando, pero es en vano. No va a aparecer mágicamente en el documento , que apareció en su bandeja de entrada.

Seamos justos: no es un pecado cometido únicamente por las agencias de traducción. Muchos proveedores no detallan o explican lo que han tomado en cuenta para realizar un presupuesto.

Y no es un dato menor.

Esto se aplica por igual a lo costoso y a lo súper económico. Si pagamos por un servicio, queremos saber qué justifica ese valor.

Por esta razón, vamos a explicar qué es lo que una agencia de traducción evalúa cuando se dispone a presupuestar.

1- Idioma
2- Palabras
3- Complejidad del proyecto
4- Guía de estilo, glosario y memorias de traducción
5- Maquetación

¿Analizamos cada punto?

 

1- Idioma

Quizás sea obvio mencionarlo, pero no todos los idiomas tienen la misma tarifa.

En todo proyecto de traducción hay un idioma de origen y otro de destino, y eso afecta el valor.

Por ejemplo, traducir del español al inglés o del inglés al español no implica un  trabajo idéntico.

Además, ¿de qué tipo de español estamos hablando? “Español para Argentina” no es lo mismo que “español para España”.

La pregunta es, ¿quién se encargará de la traducción? El tema es así: en la mayoría de los casos, los traductores son nativos. Recurrir a un profesional de otro país, impactará en el presupuesto.

Si el cliente necesita traducir del español al alemán, la agencia tendrá que acudir a un traductor de ese país. La tarifa no pasará por alto esta peculiaridad.

 

2- Palabras

Tener una idea precisa de la cantidad de palabras es esencial, porque la tarifa de una agencia toma como base este detalle.

Pero no tiene que hacerlo usted, no se preocupe. Ellos se encargarán de hacer el cálculo correcto.

Un conteo de las palabras brindará una estimación del tiempo que se necesita para completar el proyecto.

Es importante tener en cuenta que grandes volúmenes de palabras (por ejemplo, más de 100 000) pueden derivar en descuentos.

 

3- Complejidad del proyecto

Puede que una presentación PowerPoint de 20 páginas tenga la misma cantidad de palabras que un simple documento de texto de 2 páginas. Sin embargo, la preparación previa y el formateo posterior que el archivo PowerPoint precisará, será mayor.

Además:

– ¿Se trata de una traducción técnico-científica?
– ¿Es un texto de marketing con mucho vocabulario de negocios?
– ¿Precisa traducir del español al inglés protocolos de estudio para ensayos clínicos?
– ¿Se necesita hacer transcreación? (tomar un concepto en un idioma y adaptarlo o recrearlo por completo en otro, para que el significado sea el mismo)

Así las cosas, la complejidad de un proyecto también es una variable.

 

4- Guía de estilo, glosario y memorias de traducción

Será importante que envíe a la agencia guías de estilo, glosarios propios o memorias de traducción de trabajos previos, siempre y cuando posea algunos de estos recursos.

Actualmente, las agencias van construyendo guías y manuales de cada cliente (con su propio vocabulario) a medida que avanzan.

También, los traductores emplean herramientas específicas como las mencionadas memorias (conjuntamente con otro software) que los asiste durante sus tareas y agilizan el proceso.

Su papel es recopilar palabras, frases y expresiones. A medida que la actividad avanza, la memoria acumula información y, cuando encuentra repeticiones o semejanzas, sugiere su reemplazo instantáneo por texto equivalente que ya tiene almacenado.

¿Qué gana su empresa con esto? Las memorias de traducción permiten que cada proyecto siga una línea de calidad, coherencia e uniformidad, además de ahorrar tiempo y, por ende, optimizar los presupuestos.

Todos estos recursos son propiedades del cliente. Claro que si se trata del primer proyecto, no existirá una memoria previa y no habrá descuento por repeticiones (totales o parciales). Quizás haya que crear una guía de estilo o un glosario por primera vez, y eso se verá reflejado en el costo.

Leer más: Memorias de traducción: cuatro beneficios para su empresa

 

5- Maquetación

Cuando el archivo a traducir es un documento, libro electrónico, publicidad, presentación o cualquier pieza que tenga un diseño y un formato, surge trabajo extra.

Al traducir de una lengua a otra, hay siempre un incremento o disminución de aproximadamente un 30% de la cantidad de palabras. Por lo tanto, debe acomodarse el diseño gráfico para que el nuevo texto encaje perfectamente y el resultado sea lo más parecido al original.

Leer más: No omita este servicio en su proyecto de traducción

Pero no es todo. Estos profesionales del diseño también se encargan de preparar el archivo que será traducido.

– Si los originales enviados por el cliente fueron realizados en una aplicación para maquetación de revistas y folletos (InDesign, por ejemplo), se exportan los textos a un software especial de traducción.

– Si el original es un escaneo de libro o de fotocopias, se reconstruye el texto en formato editable con un software de reconocimiento de caracteres (aunque luego debe procesarse con el ojo humano para asegurarse de que toda la información haya sido extraída).

Así, tanto la preparación como el formateo posterior, son tareas que modificarán el valor total.

 

El resultado

La próxima vez que pida un presupuesto, recuerde que todos estos puntos entran en juego.

Hay mucho desarrollo extra, además de la traducción en sí (aparte de que no es una tarea sencilla o equivalente a tomar un diccionario y buscar correlaciones).

Solicite a su proveedor lingüístico el desglose del presupuesto, para saber exactamente en cuántas etapas se fraccionará el proyecto y cuánto personal se verá involucrado.

Como profesionales de traducción, nuestra aspiración es entregar un archivo listo para imprimir, distribuir, publicar o difundir.

 

Guía gratuita - por qué contratar una agencia de traducción

Share this post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Subsribite a Nuestro Newsletter

Últimos Artículos