Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

¿Busca romper las barreras idiomáticas? Debe incluir este servicio

¿Busca romper las barreras idiomáticas? Debe incluir este servicio

No todo el mundo puede traducir a nivel profesional. Es decir, si alguien sin experiencia quiere adentrarse en ese terreno, es libre de hacerlo, pero el resultado quizás no sea el de mejor calidad.

Traducir requiere preparación, conocimiento, práctica y una habilidad especial para saber adaptarse al idioma de destino.

No se trata de tomar un diccionario y pasar palabras de español al inglés o  portugués. Hay que posicionarse en un contexto.

Dicho contexto, a veces, es cultural. Y una frase en inglés que se traduce literalmente al español de Argentina puede no tener el mismo significado o impacto.

Por ejemplo, si traducimos de forma literal la expresión “cut to the chase”, el resultado sería algo así como “dejar de perseguir o de correr a alguien”. Pero si la adaptamos a nuestro idioma, el significado es “ir al grano”.

El idioma inglés utiliza “on the same page” para expresar que una persona opina igual o está en la misma situación que nosotros. En Argentina no decimos “en la misma página” sino “en el mismo nivel”.

 

Captar el medio y la circunstancia

 

Google Translate (u otra herramienta online) no alcanza para cubrir la noción de modismos y expresiones propias de un idioma que sí conoce un traductor profesional.

El trabajo de adaptación requiere dejar la traducción literal a un costado, olvidarse de las palabras que componen una frase y entender la función que cumple en el lenguaje de origen, el contexto adecuado en la cual una expresión se utiliza con frecuencia.

Piense en su trabajo, en los reportes que escribe y debe traducir. ¿Qué sucedería si una palabra o frase, si un párrafo o una conclusión, es interpretada erróneamente por sus colegas de Brasil o de Estados Unidos como consecuencia de un fallo en la adaptación?

El trabajo de una agencia profesional de servicios lingüísticos no es otro que mejorar la comunicación entre personas de distintos países, rompiendo las barreras idiomáticas y culturales.

Elegir la agencia correcta no es tarea fácil, pero existen empresas especializadas en rubros como software, maquinaria, finanzas, marketing o legal, entre otros rubros. A la hora de escoger, tenga en cuenta a su compañía y a qué se dedica.

 

Quitando las barreas idiomáticas

 

Cuando hablamos de traducción, lo importante es que sus colegas de otros países tengan la convicción de que ha creado un informe de negocios especialmente para ellos.

 

¿Cómo se logra dicho objetivo?

 

Con la correcta adaptación.

Por lo tanto, el trabajo del traductor va mucho más allá de la correlatividad entre palabras. Cuando es necesario, el profesional se anima a identificar equivalencias culturales y contextuales.

De esa manera, se tejen vínculos y establecen puentes para que el mensaje que usted quiere comunicar sea perfectamente comprendido.

Y los obstáculos, que se alzan solos debido a la existencia de diferentes idiomas, se eliminen.

 

Guía gratuita - por qué contratar una agencia de traducción

Share this post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Subsribite a Nuestro Newsletter

Últimos Artículos