¿Cómo fue que Ocean se especializó en traducción médica?

traducción médica

Por más de 20 años, Ocean Translations ha acumulado una enorme experiencia en traducciones médicas para América Latina. Organizaciones como la Organización Mundial de la Salud y la Sociedad Argentina de Pediatría confían en la calidad de nuestro trabajo. ¿Pero cómo se especializó la compañía en esto? Para saber más sobre la historia, conversamos con Betty Galiano, fundadora y gerente general.

 

¿Cómo se inició Ocean en la traducción médica?

Fue una derivación de mi trabajo como intérprete médica, que comenzó en la década de 1980. A mediados de la década de 1970, comencé a enseñar inglés a los médicos del Hospital Italiano de Rosario, haciendo de la medicina parte de mi vida diaria. La mayoría de mis alumnos eran médicos, investigadores y personal médico. Con el advenimiento de la globalización y luego de Internet, nos dimos cuenta de que había una gran necesidad de traducciones precisas por parte de instituciones, universidades, laboratorios farmacéuticos y organizaciones de todo el mundo para ayudar a mejorar la atención al paciente y su calidad de vida. En Ocean nos propusimos llenar este vacío y conectar a investigadores, profesionales de la salud y pacientes a nivel local, nacional e internacional.

 

¿Qué tipo de material médico traducen?

Desde nuestros inicios, hemos traducido historias clínicas, envases y prospectos de medicamentos, protocolos de investigación, informes y análisis de laboratorio, formularios de consentimiento informado, libros médicos, manuales de instalación y uso de equipos, documentación técnica, guías de software médico, materiales de marketing y publicidad, solicitudes de patentes, instrucciones para el alta de pacientes, listas de medicamentos recetados, etc. Traducimos principalmente del inglés al español y viceversa.

 

¿Dónde encontrás a tus traductores médicos expertos? ¿Cuáles son los mayores desafíos cuando se trata de construir relaciones con los recursos más talentosos?

Soy miembro de diferentes asociaciones profesionales como ADICA (Asociación de Intérpretes de Argentina) y TREMÉDICA (Asociación de Traductores y Escritores Médicos) donde tengo la posibilidad de conocer a excelentes profesionales. Es fundamental que los lingüistas posean excelentes habilidades para la investigación, la lectura y la escritura, y un profundo conocimiento de la materia. También es fundamental tener acceso a material de referencia confiable.

 

¿Podrías nombrar algunos de los clientes de Ocean?

Algunos de nuestros clientes son la Asociación Americana de Química Clínica, The Lancet, British Medical Journal, Novartis, la Sociedad Argentina de Pediatría, la Organización Mundial de la Salud (OMS), CREP; todos tienen especificaciones muy estrictas de calidad y rendimiento.

 

¿Cuál es el mayor desafío en la traducción médica?

Quizás el mayor desafío es que en, muchas ocasiones, la terminología no es la misma en los distintos países. Por ejemplo, “screening” se traduce como “tamizaje”, “cribado” o “pesquisa”, dependiendo de los diferentes países de habla hispana. Es un reto que se puede superar, ya que hay muchas fuentes donde encontrar terminología precisa, pero es necesario comprender el contenido y transmitir el mensaje correcto. Además, es necesario contar con especialistas en cada país que puedan supervisar y aportar el vocabulario específico, para evitar malentendidos. En resumen, la solución a este problema es validar la información con un experto en la materia (Subject Matter Expert).

 

¿Cómo encuentran a estos expertos?

Los profesionales bilingües en ciencias biológicas capacitados en corrección de pruebas son los mejores recursos. Ser intérprete especializada en medicina me permite conocer a muchos de ellos en conferencias. También tenemos un equipo dedicado a buscar y a ponerse en contacto con los candidatos adecuados.

 

¿De qué manera se agrega valor con la traducción?

La traducción precisa es esencial para la industria médica. Por ello, desarrollamos bases terminológicas y glosarios para asegurar el uso coherente de los términos. Más allá de todo, nuestra contribución más importante es la fluidez y la claridad. En otras palabras, ningún material o documento científico debe “sonar” como una traducción, la redacción debe ser natural, evitando la literalidad, como si hubiera sido escrito por un hablante nativo.

 

¿Qué otros servicios proporcionan a la industria médica además de la traducción?

Ofrecemos transcripciones, entrevistas cognitivas, subtitulación, retrotraducción, validación lingüística, localización de software biomédico e interpretación.

 

¿Cuáles son las principales tendencias que se han visto recientemente en el rubro? ¿Cómo impacta esto en Ocean?

Antes solíamos recibir muchas solicitudes para traducir planes de seguros de salud mientras que ahora vemos un aumento en el pedido de transcripciones y de traducciones de videos y archivos de audio. También estamos notado un incremento en el área de dispositivos y equipos médicos donde life sciences y software se mezclan.

 

Supongo que, de vez en cuando, deben traducir temas relativos a terapias nuevas y desconocidas. ¿Qué reto representa esto para el lingüista y cómo lo hace?

El pensamiento crítico es crucial para un traductor o intérprete médico. Se acuñan nuevos términos con regularidad y muchos provienen de acrónimos, como SNP (single-nucleotide polymorphism) pronunciado “snip“. Generalmente, estos términos no son traducidos al español y permanecen en el idioma de origen, pero obviamente, el traductor debe conocer su significado, que en este caso es “polimorfismo mononucleotídico”. Con práctica y experiencia se aprende que los sufijos definen la clase de medicamento; si el sufijo de un medicamento es “mab”, se trata de un anticuerpo monoclonal, si es “olol” se refiere a un bloqueador beta, etc.

 

Se habla mucho del aumento en el uso de la traducción automática y la traducción automática neuronal. ¿Cómo encaja esto en los flujos de trabajo de traducción médica?

No podemos pasar por alto que la inteligencia artificial y la traducción instantánea en tiempo real están teniendo un impacto significativo en nuestra industria. Lo que preveo es que los traductores serán los artistas que darán los toques finales a una obra maestra.

 

Si tuvieras que aconsejar a un aspirante a traductor en el campo médico, ¿qué le dirías?

Si te gusta la adrenalina, ¡sumate a este maravilloso campo de acción!

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.